Una sesión fotográfica con muchos niños y agua

El pasado mes de julio tuve la dicha de asistir a un taller, del cual hablaré en próximas entradas, que me hizo darme cuenta entre otras muchas cosas de que las oportunidades están ahí para aprovecharlas, y que si no las aprovechas se pierden…

Aplicando este pensamiento me “embarqué” en la aventura de juntar niños, agua y fotografía, todo gracias a José Luis León, director de CETA centro estimulación temprana y acuática, centro al que hemos estado llevando a mi hija para que aprenda a desenvolverse en el agua, que tras una improvisada sesión de fotos a mi hija y sus compañeros con una compacta sumergible tras una de las clases, me propuso la posibilidad de hacer unas sesiones fotográficas a las familias que van al centro en la piscina. Tengo que reconocer que no me lo pensé mucho y que casi de inmediato accedí a “embarcarme” en este desafío.

Nunca me había planteado hacer una sesión en una piscina, y menos estando yo dentro del agua… me daba pánico pensar en lo que podría ocurrir si se resbalase una de mis cámaras o si una gota malintencionada entrara por donde no debía… tengo que reconocer que incluso me llegué a comprar una “bolsa estanca” para meter el equipo y operarlo debajo del agua (la bolsa es una DICAPAC y en unos días publicaré una review de la misma).

La verdad es que disfruté mucho de la experiencia, espero que las familias que participaron de las sesiones no sólo disfrutaran, sino que les gusten las fotografías que en estos días les entregarán… espero que más de uno se lleve una grata sorpresa al verlas (porque van a recibir muchas más fotografías de las tres que acordaron), pero sobre todo porque no son las típicas fotos de sesión familiar, son fotografías hechas mientras juegan con sus hijos en la piscina (si bien hay algún “posado“), y por ello creo que los gestos y las expresiones que hemos conseguido plasmar representan la realidad de ese amor existente entre progenitores e hijos.

Os dejo una selección de las sesiones (creo que una por familia) para que podáis dar vuestra opinión al respecto:

Nota para fotógrafos…

Si nunca habéis hecho fotografías en una piscina cubierta… hacerlo!!! pero tened en cuenta lo siguiente:

  • En la piscina no sólo hace calor… hay una HUMEDAD brutal, tenedlo en cuenta a la hora de llevar las cámaras, tienen que aclimatarse al ambiente donde vais a trabajar.
  • La iluminación en una piscina suele ser complicada, hay que estudiar la localización antes de la sesión, no hace falta utilizar muchas luces, sólo hay que estudiar dónde ponerlas. En este caso se ha trabajado con tres flashes de mano (dos de ellos puestos cada uno en un pie con un octabox de 80cm a 1/4 de potencia, el tercero estaba sujeto con un “super clamp” y una varilla para complementar la luz que entraba por una claraboya, creo que empezó a 1/4 y acabó a 1/8)
  • Las fotos “desde la barrera” se hacen bien, pero desde “dentro del ruedo” tienen algo especial.
  • Si vais a trabajar con grupos grandes de niñosorganizad bien la mañana y espaciadlos, siempre acaban utilizando más tiempo del que se prevee.
  • Tened paciencia y educación, los niños y los padres agradecerán que sepáis poneros en su piel…. los niños son impredecibles y hay que tener “mano izquierda” con ellos.

Sólo me queda dar de nuevo las gracias a todos los que hicieron que esta aventura fuese una realidad…

Missplaced - 17 agosto, 2012 - 13:51

¡Muy buenas! Precisamente por no ser los típicos retratos y posados, son muy naturales, y eso le da más valor como recuerdo de ese momento 🙂

Juan García Rísquez - 19 agosto, 2012 - 10:57

Menuda sesión Roberto!!! me encanta, yo quería hacer algo así, pero como no me dejan pasar las tuve que hacer a través de un cristal, y claro, no queda lo mismo! Enhorabuena 😉

Cómo meter una cámara al agua y no morir en el intento » Roberto Ruiz Herrera - 30 agosto, 2012 - 3:19

[…] Pero este verano me he enfrentado a un reto profesional y personal que me ha llevado a hacer una sesión fotográfica con muchos niños y agua en las instalaciones del CETA centro estimulación temprana y […]

Juan Carlos Cabral - 9 septiembre, 2012 - 20:43

Hermoso trabajo Roberto, yo hice fotos en una sesión de natación sincronizada, y si que se complica la cosa al principio con empañamientos, luego se aclimatan.
Enhorabuena me gustan mucho.

Roberto Ruiz Herrera - 11 septiembre, 2012 - 16:09

Muchas gracias Juan Carlos, la verdad es que más que por los empañamientos estaba preocupado por el agua que pudiese saltar, pero la verdad es que los peques se portaron genial. 😀

Ir arriba|Ponte en contacto|Nos vemos en Twitter|Compartir en Facebook|Compartir en Twitter